“Las palabras vuelan, lo escrito permanece” (Cayo Tito).

Idiom Concept se encarga de realizar las transcripciones de sus archivos en audio.

La transcripción consiste en plasmar por escrito las declaraciones realizadas oralmente por uno o varios locutores y en uno o varios idiomas.

Nuestro servicio de transcripción le permitirá convertir sus ficheros de audio o vídeo, ya sean WAV, AVI, Quicktime o MP3, en un documento escrito.

Se trata de una tarea larga y difícil dado que realizar la transcripción de un discurso implica mucho más tiempo que el que la persona emplea al hablar, y se necesita escuchar el audio de seis a siete veces para obtener el texto escrito.

¡10 minutos de discurso suponen más de una hora de transcripción!

Normalmente, la transcripción de documentos en el idioma de origen es el paso previo a la traducción de una locución. Sin embargo, Idiom Concept puede realizar dicha transcripción directamente en el idioma de destino si el plazo de entrega es reducido.

Transcripciones literales

Para debates políticos, negociaciones, juicios, pruebas periciales… 

La transcripción literal se lleva a cabo para plasmar un discurso oral de la forma más exacta posible.

Se trata de una transcripción exhaustiva en la que se incluyen todos los sonidos escuchados en el audio. También se tienen en cuenta las palabras repetidas o inacabadas, errores de pronunciación, interjecciones, expresiones dubitativas o cualquier ruidoEn este caso, la exhaustividad premia sobre la inteligibilidad del texto.

Transcripciones naturales o revisadas

Para reuniones, consejos de administración, conferencias, congresos, seminarios, cursos formativos, ruedas de prensa…

Se trata de la forma más solicitada de transcripción.

Toda la información relevante se escribe haciendo las correcciones y omisiones necesarias para obtener un texto más claro y fluido, pero sin cambiar el significado de las frases, y su nivel de elaboración depende de las necesidades del cliente.

Transcripción fonética

Para lingüistas expertos exclusivamente

Consiste en transcribir los sonidos mediante los símbolos determinados por las normas fonéticas internacionales.

Se suele emplear para poner por escrito lenguas sin tradición escrita, y prácticamente no se usa en el mundo de los negocios, por lo que no ofrecemos este tipo de transcripciones.